Johann_Heinrich_Pestalozzi.jpg

BIOGRAFÍA

Johann Heinrch Pestalozzi, nació el 12 de enero de 1746, en Suiza y murió en Brugg el 17 de febrero de 1827. Perteneció a una buena familia social e intelectual. Su infancia tendrá gran influencia en su vida adulta, como la muerte de su padre
cuando el tenía 5 años y sus hermanos, por lo que Pestalozzi vive la protección y los cuidados recelosos, un tanto angustiosos, por parte de su madre y de una sirvienta fiel a la familia.
Pestalozzi frecuenta todas las escuelas que estaban a disposición de un habitante con derecho a ciudadanía, joven e inteligente, y así entra en contacto con las personas célebres de la ilustración suiza. Por lo que poseía una gran formación cultural. Pero Pestalozzi no termino ninguna formación académica. Abandona las carreras de teología y de derecho e inicia un aprendizaje agrícola, para vivir como campesino o bien como empresario agrónomo..Recibe influencias de su profesor Badner de fuerte espíritu e ideas democráticas sobre el contacto con las necesidades económicas y educativas del pueblo. En esta época se dan sus primeros trabajos literarios. En el año 1767 llega a conocer a Anna Schulthess y se enamora de la mujer, que tiene ocho años más que él. En 1769 se casa con ella contra la vehemente resistencia de los padres de la novia Se dedica a la agricultura.



INFLUENCIAS

En el círculo de los “Patriotas” alrededor de Johann Jakob Bodmer llega a conocer el pensamiento de filósofos antiguos y modernos, sobre todo las obras de Jean Jacques Rousseau. En unos primeros escritos (“Agis” y “Wünsche” / Deseos) Pestalozzi se enfrenta con la manera autoritaria de gobernar de los poderosos.

Por lo que se encuentra influenciado por la visión de la naturaleza de Rosseau. Pestalozzi encauza los principios teóricos de Rosseau en una dimensión educativa y práctica e incorpora una pedagogía social.



SU PROPUESTA PEDAGÓGICA

En primer lugar, 1775 abrió la escuela para niños pobres en Neuhf, el proyecto fracasó por lo que se dedica a la actividad de escritor. Esta función dura veinte años debido a esto tenemos un gran número de obras.

En segundo lugar, tras la Revolución Francesa en 1799en Stans recoge a los huérfanos de al guerra y surge la idea de la educación elemental y de la intuición para lograr la educación moral. Más tarde en Burgdorf (1799-1804) Pestalozzi primero comienza a trabajar en una escuela pública como maestro, después funda una institución privada en el castillo de esta ciudad, el cuál le obligan a abandonarlo. Entonces lo traslada a Münchenbuchsee. Este periodo de tiempo es el más importante de Pestalozzi, primero por los resultados obtenidos en las prácticas y en los ensayos y segundo porque surge su obra metodológica “Como Gertrudis enseña a sus hijos” que va desde lo más sencillo hasta lo más difícil: observación, concienciación y discurso.
El último periodo lo encontramos en Yverdon (1804-1825) donde estableció un instituto de educación y perfeccionó y difundió su método, gracias a los visitantes que acudían desde toda Europa.

En sus principios fundamentales primero considera la educación desde un punto de vista social, es decir, educación basada en el pueblo, instrumento de mejora de las condiciones de vida de los más pobres llamándose “pedagogía social”. Además en este sentido distingue dos objetivos diferentes.
Primeo la educación para una formación humana general y segundo la existencia de una educción variable, ajustada a un ambiente social concreto y a más circunstancias sociales concretas, es decir, una educación ajustada al ambiente.

Además Pestalozzi tiene una preocupación por la educación elemental. Sostiene que se debe educar para el desarrollo de las facultades humanas como el desarrollo de la vida intelectual, moral y artística (la cabeza, l corazón y escribir) y no como era habitual en la época, con un carácter enciclopédico limitado a imponer conocimientos. En este período se desarrolla la educación intelectual, en al que utiliza el principio de intuición o método intuitivo, se trata de un modelo de desarrollo intelectual basado en las formas, el número y el nombre. Para enseñar la forma hay que observar, medir, dibujar y escribir. Así les enseñamos a los niños las dimensiones y proporciones de los objetos que les rodean. Segundo le enseñamos el nombre familiarizándolos con el conjunto de palabras y nombres de todos los objetos que son conocidos.
Por último, encontramos la educación manual y el desarrollo de las facultades físicas, las cuales deben acompañar el desarrollo intelectual y contribuir a la educación morar y religiosa.